Historia

DE LOS ROMANOS A LA EDAD MODERNA

Fuente Romana en Tomonte

En el sistema montañoso al noroeste de la península ibérica en plena tierra fría transmontana, abarcando relieves de sierras superior a mil metros y correspondiendo al sur de la provincia de Ourense limítrofe con Portugal, se ubica la pedanía de Soutochao, geográficamente asentado de norte a sur, en el declive sudeste de un terreno que procede de las inmediaciones del pico A Corbaceira. La superficie del término local que cuenta en su haber es de 18,8 km situado a una altitud de 811 m su relieve más elevado es A Corbaceira con 959 m y el sector meridional Acidadella a 550 m.

El análisis de su suelo revela componentes varios que según la zona pueden ser ácidos y ferrosos. La tierra fértil de cultivo que los representa está en torno de los 45 y 80 cm. con diferentes tonalidades.

El clima que representa es continental de interior con temperaturas que oscilan entre los 32°c. y – 6°c. La velocidad del viento suele ser racheado del noroeste con ráfagas que en ocasiones superan los 100 km. con porcentaje de humedad alto. ( Código postal 32 617 )

Diversidad del Concello

La diversidad geográfica del paisaje, es irregular sus placas tectónicas se extienden por todo el término y es la sierra de Penas Libres con su dominante altura de 1085 m la que define el sinónimo de dos áreas bien distintas. La Transmontana sur ( Terra Darriba ) que se adentra en Portugal y la Altiplano norte ( A Encomenda ) con atalaya al valle de Verín vertebrado por el río Támega. A la elevada y extensión de la sierra de Penas Libres hay que atribuirle la línea divisoria de aguas que vierten a los ríos Menté y Támega ambos contribuidores del río Duero.

El idioma es bilingüe, el Gallego y el Castellano son las principales lenguas de comunicación, seguido del dialecto provincial de Ourense que proviene de los limítrofes próximos a Castilla y León que hacen que sea la lengua más hablada por la población.

: PRIMEROS ASENTAMIENTOS :

Contemplando desde el presente el pasado de Soutochao con gratitud se desvelan incertidumbres sobre cuál puede ser el origen de su procedencia pero según hipótesis de mapas antiguos e informes de la historia reciente, hay que remontarse entre el siglo I A. C. y V D. C. Donde hay indicios relevantes fundamentados en el arte contemporánea durante la ocupación romana sobre los asentamientos celtas, son vestigios de la época prerromana y posterior que nos revelan como una de las zonas de paso de las diferentes culturas, destacando los celtas galaicos con el resto de asentamientos iberos de la península, una vertiginosa diversidad étnica bajo una cultura común de tartesios, fenicios, griegos, romanos, cartagineses, godos, árabes y cristianos. Todos ellos han deambulando por estas rutas, actuando como timón del peregrinaje al santo sepulcro del cristianismo, que hace del pueblo de Soutochao como uno de los lugares de paso del camino de Santiago Portugués Vía de la Plata. Un itinerario cultural europeo que complementa el desarrollo de la arquitectura romana llevada a cabo en la zona, son indicios de muestra de su estancia, y así se confirma en las inmediaciones del entorno que atañe a Soutochao, la construcción de un castro de forma circular y cerámica de factura romana en un terreno abrupto en Acidadella y a escasa distancia de este lugar en la fuente de Tomonte se encuentra el bucráneo en relieve de dos cabezas de toro esculpidas en piedra de granito.

Al semblante del imperialismo romano hay que atribuirle la virtud de haber sido los importadores de los castaños durante la época de su estancia en la Península al haberlos difundido por todo el litoral interior de Galicia, siendo el término de Soutochao un terreno propicio para el desarrollo de esta frondosa tan valiosa en la alimentación humana durante más de diez siglos. Son árboles milenarios de esa época referente que jalonan el entorno del pueblo, con sus enormes dimensiones corpulentas deformadas por el envejecimiento ocasionado por el paso del tiempo. Son una de las plantaciones más importantes de cultivo de la era prerromana que el ser humano puede contemplar de manera natural y lógica en sito.

: EN LA EDAD MEDIA :

Desde la decadencia con posterior desmoronamiento del imperio romano por todo el noroeste peninsular, ha transcurrido un extenso periodo de 300 años de su ausencia, un espacio de tiempo oscuro donde surgieron numerosos pormenores de conquistas dentro de la península. Así lo refleja la historia de esa época. Cuando los musulmanes instaurados al sur del Duero ejercen presión sobre el reino de León establecido por todo el noroeste del año 910 a 1230 con un Gobierno monárquico de Alfonso V que fue el primero en redactar en la península ibérica un fuero administrativo con base de datos de personas y pueblos en el año 1017. Esto puede ser la base de una premisa por el que se obtiene en el año 1029 los primeros datos oficiales de registro de Soutochao apareciendo como “Souto Planu” Nombre relacionado con el espacio geográfico de una espesa masa forestal de castaños, de origen latino Saltus Bosque. La situación geográfica y ubicación de Soutochao dentro del ámbito fronterizo Hispano Luso, se vio afectado por la proximidad a la misma, debido a varios procesos de enfrentamientos entre los dos estados motivados por las existentes fricciones de la raya que divide y define la demarcación del territorio de ambos países así como la de sus gentes, Son continuos altercados producidos por una de las fronteras más largas y antiguas de Europa, su historia revela cómo las alteraciones de movimiento alternativo de vaivenes, podían dejar a los pueblos adyacentes a la raya a un lado u otro de la misma. Por alguno de estos motivos alterantes redactados, Soutochao en el año 1325 aparece reflejado en el foral Portugués como “Soutocháoo” Posteriormente y a pesar de los desmanes ejercidos sobre la frontera, en contra de la voluntad de sus ciudadanos, permanece en el feudo portugués en un periodo largo de tiempo, donde continúa como tal hasta el año 1487. Esto es el alcance de las secuelas de vivir inmerso entre los avatares de una frontera inestable donde los pueblos expuestos a lo largo de la misma estaban sometidos a constantes incursiones y saqueos por ambas partes. No en vano las tropas Portuguesas en el año 1569 invadieron estas tierras llegando hasta A Gudiña, bajo el reinado de Felipe II en España y Sebastian I en Portugal.

Virgen María Nuestra Señora de los Remedios

 Posteriormente a esta instigación de invasión de tropas destacan los acontecimientos surgidos en el siglo XVIII , con los avatares de la guerra de sucesión, unos hechos que instan a la hegemonía de Fermando V, Felipe IV, y Carlos III, durante los cuales se llevó a cabo el periodo feudal del cristianismo, construyendo la mayor parte de los templos cristianos de España. Reseñando dentro de la misma centuria el templo de Santa María en Soutochao. Tras esta estratificación social, el papel de la Iglesia ha venido al ámbito rural a satisfacer la necesidad de la identidad personal del pueblo, además de formar parte del arte y de la cultura, siendo por excelencia la Iglesia el primer monumento del que dispone la localidad. En la ambigüedad primitiva del hecho constatado, el término Iglesia procede del Latín, y en el modo civil se denomina por defecto Iglesia, a los templos cristianos que carecen de otra denominación. De este modo, predomina en la construcción del templo la tradicional normativa del catolicismo la forma de cruz latina perenne, con orientación de la nave central de Este a Oeste, predominando la altura y ancho de la misma. Sus cabeceras son rectangulares y planas, la estructura consiste en muros construidos en piedra maciza y granito, siendo la parte posterior trasera del templo la más elevada, uniforme al campanario de Espadaña, en vértice en el que se ubican dos campanas de bronce con las que se llama a la población a los eventos. En el lateral izquierdo, una de las sacristías derribada al haberse convertido en ruinas tras el deterioro sufrido con el abandono en el tiempo. Lateral derecho, la sacristía actual que se mantiene seguida de un pórtico con dos pequeñas columnas y un arco de entrada. En su interior destacan las columnas adosadas a los muros de contención en las que apoyan tres arcos que sostienen el armazón de madera de la cubierta que cubre el templo. En uno de los laterales del interior de acceso por la puerta principal, una escalera comunica el entresuelo, coro y campanario. En la cabecera frontal se levanta el Altar Mayor, un retablo estilo barroco tallado en madera de Nogal de la misma época en la que se ubica una imagen de la Virgen María Nuestra Señora de los Remedios, que es la patrona a la que los feligreses del lugar veneran el día 8 de Septiembre de cada año, bajo la advocación de la Parroquia de Santa María.

: REFORMA ADMINISTRATIVA :

La constitución de las cortes de Cádiz de 1812 recoge en uno de sus artículos una gran reforma de todo el territorio nacional, que se llevaría a efecto en 1833 por Javier de Burgos, bajo la gobernación de Cea Bermúdez. Con la división territorial de la actual España en provincias y regiones. Meramente el gráfico de esta división de España se consolida e inserta en los pueblos, y en la de sus ciudadanos

se cristaliza plenamente hasta llegar a las realidades sociales de nuestros días. Además la división provincial será el soporte para todas las administraciones y las futuras divisiones de los Ayuntamientos y su Alfoz que deben estar integrados dentro de una provincia, poco después están todas las provincias delimitadas con las enclaves correspondientes. La nueva demarcación de términos y municipios supuso para las poblaciones inferiores a 5000 habitantes la integridad de unificarse en una única administración pública. La primera reforma se lleva a cabo en 1822 y en lo que a Galicia se refiere queda dividida en cuatro provincias siendo Ourense la diputación de la nueva provincia que atañe al término municipal hoy concello de Vilardevós. La segunda reforma tendría sus efectos en 1833 cuando se hace la unificación de los ayuntamientos constitucionales que según la diputación única de Galicia había dos ayuntamientos que eran Vilardevós y Berrande, ambos pertenecientes al partido judicial de Monterrei y como tales figuran en el repartimiento que hace la entonces diputación única de Galicia. En 1842 quedaban completamente integrados en el único ayuntamiento de Vilardevós, Que a posteriores tendría mejoras relativas de administración en detrimento de Berrande y 29 localidades más que lo componen. Este es el Motivo por el que Soutochao desde el año 1842 es anexo del Ayuntamiento de Vilardevós. En lo sucesivo y posterior de una modificación local en 1985 le postula en gallego como Concello de Vilardevós, perteneciente al partido judicial de Verín. Una institución que está integrada por la totalidad de 29 localidades dispersas por todo el término del municipio cuya superficie es de 152,1 km. La administración y control del consistorio se rige por la corporación municipal, el alcalde que tiene el tratamiento de Señoría y los ediles. A pesar de la centralización administrativa en ayuntamientos en 1842 todas las localidades mantienen su término y la identidad propia, quedando meramente relegadas a aldeas o pedanías. Estos núcleos de población dispersos carentes de administración local en Galicia están regidos por la figura de un pedáneo o alcalde de barrio.

El renacimiento atenuante del catolicismo a primeros del siglo XVIII se consolida como el único medio de comunicación religioso en el ámbito rural, encauzando una construcción de templos por todo el territorio, mediante donativos y aportación de mano de obra por los nativos del lugar. Con su capacidad emergente de poder actúa de manera eficaz sobre el Nomenclátor de las 29 entidades del municipio agrupandolas en 11 parroquias, realzando ha diferencia de otras por el siguiente orden, Arzadegos, Berrande, Enxames, Moyalde, Soutochao, Santa Maria, Osoño, Terroso, Vilardecervos, Vilarello da Cota y Vilardevós. Todas bajo la dependencia eclesiástica de la diócesis de Ourense. El conjunto de las mismas están completamente realojadas dentro de lo que es el término del concello de Vilardevós.

Iglesia de Santa María en Soutochao

 Tras estos acontecimientos vendría a posteriori el Tratado de Lisboa del 29 de Septiembre de 1864, con motivo del amojonamiento de la frontera hispano-portuguesa, aparece dentro del Tratado como Soutocháo, viéndose afectado en su término fronterizo por el artículo 12 de dicho Tratado. A continuación un extracto del Tratado:

 Su Majestad la Reina de las Españas y su Majestad el Rey de Portugal y de los Algarves habiendo tomado en consideración el estado de inquietud en que se encuentran muchos pueblos situados en los confines de ambos reinos, por no existir una delimitación precisa del territorio, ni tratado algunos internacional que la señale, y deseando poner término de una vez para siempre á los desagradables altercados que con aquel motivo se suscitan en varios puntos de la raya, y establecer y consolidar la paz y armonía entre las poblaciones limítrofes; y finalmente reconociendo la necesidad de hacer desaparecer la anómala situación en que á la sombra de antiguas tradiciones feudales han permanecido hasta aquí en algunos pueblos inmediatos a la línea divisoria de ambos estados, con notable y común perjuicio de estos, han convenido en celebrar un tratado especial que determine clara y precisamente, así los derechos respectivos de los pueblos confinantes, como los límites territoriales de ambas soberanías, en el trayecto de frontera que se extiende desde la desembocadura del Miño hasta la unión del río Caya con el Guadiana. Con este objeto han nombrado por sus plenipotenciarios; a saber:

Mojón en la Frontera (lado de Portugal)

Su Magestad la Reina de las Españas al Señor Don Juan Jiménez de Sandoval, marqués de la Ribera, comendador de número de la real y distinguida orden de Carlos III, comendador de la de Isabel la Católica, caballero de la de San Juan de Jerusalen, comendador de la del León Neerlandes, oficial de la Legión de Honor de Francia, caballero de primera clase de la del Águila Roja de Prusia, secretario con ejercicio de decretos, su enviado extraordinario y ministro plenipotenciario en la corte de su Majestad Fidelísima, etc. etc.

Y al Señor Don Facundo de Goñi, su ministro residente diputado á cortes que ha sido, etc…

Y su Majestad El-Rey de Portugal y de los Algarves al Señor Nuno José Severo de Mendoça Rolim de Moura Barreto, duque y marqués de Loulé, conde de Valle de Reis, caballerizo mayor, par del reino, consejero de estado, gran cruz de la antigua y muy noble orden de la Torre y Espada, del valor, lealtad y merito, comendador de la orden de Cristo, condecorado con la medalla número nueve de Don Pedro y Doña Maria, caballero de la orden suprema de la Santísima Anunciada y gran cruz de las órdenes de San Mauricio y San lázaro de Italia, de Carlos III de España, de la Corona Verde, y de Ernesto Pio de Sajonia, de Leopoldo de Bélgica, del León Neerlandés, oficial de la Legión de Honor de Francia, caballero de primera clase de la del Águila Roja de Prusia, secretario con ejercicio de decretos, su enviado extraordinario y ministro plenipotenciario en la corte de su Majestad Fidelísima, etc. etc.

Luis I de Portugal

 Y al Señor Don Facundo de Goñi, su ministro residente diputado á cortes que ha sido, etc…

Y su Majestad El-Rey de Portugal y de los Algarves al Señor Nuno José Severo de Mendoça Rolim de Moura Barreto, duque y marqués de Loulé, conde de Valle de Reis, caballerizo mayor, par del reino, conseje del Águila Roja y del Águila Negra de Prusia, de Danebrog de Dinamarca, de Pio IX, de la Legión de Honor de Francia y de San Olavo de Suecia, presidente del consejo de ministros, ministro y secretario de estado de negocios extranjeros é interinamente del reino, etc, etc…

Y al Señor Jacinto da Silva Mengo, de su consejo, caballero de las órdenes del Cristo, de Nuestra Señora de la Concepción de Villa Viciosa, y de la antigua y mui noble orden de la Torre y Espada, del valor, la lealtad y merito, condecorado con la medalla número nueve de Don Pedro y Doña Maria, comendador de numero extraordinario de la real y distinguida orden de Carlos III y de la de Isabel la Católica de España, de las de San Mauricio y San Lazaro de Italia, de Leopoldo de Bélgica, de Danebrog de Dinamarca, y de la Corona de Encina de los Paises Bajos, caballero de segunda classe de la orden imperial de Santa Ana de Rusia, condecorado con el Nischan Iftijar, en brillantes, de Turqia, oficial y gefe de la primera sección de la secretaria del estado de negocios extrangeros, etc…

Los cuales, después de comunicarse sus plenos poderos, que fueron hallados en buena y debida forma, habiendo examinado prolija y detenidamente varios y numerosos documentos así antiguos como modernos, aducidos por ambas partes en apoyo de sus derechos y pretensiones, y habiendo además tenido á la vista los estudios y trabajos de la comisión mixta de límites que en los últimos años recorrió línea fronteriza, han convenido en los artículos siguientes: ……

En el artículo 12 de dicho tratado viene expresamente citado Soutochao, que pasa a formar parte de la corona Española.

ARTÍCULO 12

Desde el Oteiro de Castelo Ancho irá la raya atravesando la sierra de Mairos ó Peñas Libres por el Oteiro de Texoguiera, la Piedra Lastra y la Fuente Fría, y bajará por el arroyo de Pajeros hasta la Fraga de Maceira y Laga de Frade. Continuará después por el amojonamiento practicado en 1857 hasta la Fuente de Gamoal ó de Tallevalles, de la cual irá al Marco de Val de Gargalo, y dirigiéndose por un arroyo que tiene su origen cerca de dicho Marco hasta su unión con el río de Valdemadeiros, descenderá con las aguas de este río hasta um punto próximo al primer arroyo que se le une por la izquierda, y continuará desde aquí en líneas rectas inmediatas al camino de San Vicente a Segirey, que debe quedar todo en territorio portugués, hasta el Marco del camino de Soutochao. Desde este Marco seguirá la raya invariablemente el amojonamiento hecho en 1857 hasta Piedra Negra, desde donde se encaminará á un punto equidistante entre el Marco de Cabeza de Peixe y el sitio denominado con igual nombre por los portugueses.

Mojón en la Frontera (lado de España)

EVOLUCIÓN DESDE 1864

Debido a su situación geográfica adyacente a la frontera con el Norte de Portugal, Soutochao como otros muchos pueblos se vio afectado por unos vaivenes de la misma durante siglos. Sin embargo a tenor de lo acordado en el Tratado de Lisboa de 1864 con la definición de límites de la frontera entre ambos países, llegó la estabilidad política entre ambos Reinos regentados por Luis I de Portugal e Isabel II de España.

Este procedimiento dio paso a un privilegio a la alternativa de movimiento de Contrabando a lo largo de cada uno de los lados de dicha frontera. Lo cual se logra en la medida que se estableció, que se reflejó muy pronto en la mejora de la calidad de vida de la población.

Pero a pesar de las mejoras sustanciales reflejadas en la población, no se relacionan con la magnitud de los insólitos índices de pobreza y desigualdad en muchas personas que residían en el pueblo y han tenido que ausentarse de cara a la conquista del continente americano, por la década del 1890.

En estas mejoras también contribuyó el desarrollo de la carretera OU-310, dando continuidad de Vilardevós a Soutochao. Con proyecto de la frontera a Braganza (Portugal). Finalmente el proyecto no se concluye debido al levantamiento nacional del año 1936, quedando las obras paralizadas del kilómetro 21 a la frontera durante más de 59 años. Tres kilómetros sin concluir.

Con la culminación de la construcción de la carretera OU-310 hasta Soutochao, esta le dio vida y movilidad a las localidades ubicadas en esta zona, transmontana, con su conclusión llegaron las comunicaciones con el exterior y con el entorno, a través de la primera línea de autobuses y correos de Verín a Soutochao, en el año 1933, a cargo de la empresa Guerra de Verín.

En aquel entonces fue un gran acontecimiento para Soutochao y localidades adyacentes del entorno, con un júbilo de emoción levantado entre tanta gente, al pensar si había llegado el fin de una rémora de aislamiento social y de pobreza durante siglos.

Autobus de Dámaso (Ortiga) Autobus que cubre el trayecto Verin-Soutochao en el año 1930.

No es que se considere viejo pero lleva a sus espaldas muchos análisis, el refrán que dice: “Poco dura la alegría en la casa del pobre”. En el año 1936, a primeros de este, Dámaso Álvarez (Ortiga), con domicilio de residencia en Soutochao, adquiere los servicios de la línea de autobuses haciendo una acuerdo de compra a la empresa Guerra. En Julio del mismo año se produce el levantamiento nacional. Estando el país en guerra le requisan el autobús para dar servicio a Asturias y León. Posteriormente cuando pudo regresar después de la Guerra, reanudó el servicio de la línea y correos Verín-Soutochao. Con el Chevrolet OR-2013 de matrícula.

Por esos años de 1930 es cuando Soutochao alcanza su máxima población, rondando los 1000 habitantes, realmente cifra que nunca llegó a alcanzar. Debido a la demanda que había de gente en estas localidades en el año 1950 se congregó la empresa Múñoz de Orense, dándo respuesta a la necesidad de un servicio directo Orense-Verín-Soutochao.

Con este gran servicio público de transporte de viajeros por carretera prestado por las dos empresas mencionadas, conlleva en esos años a una gran afluencia de gente a desplazarse a diario de las localidades adyacentes a pie hasta Soutochao a tomar el autobús y de este modo poder trasladarse por toda la geografía. Era tanta la gente que se congregaba que la empresa Guerra volvió a reflotar otra línea de Autobuses, lo que permitió que durante unos años los pasajeros disponían de tres líneas de Autobuses con tres servicios al día.

En 1952 la empresa Dámaso Álvarez (Ortiga) vende a la empresa Guerra los derechos de explotación de la línea. Quedando estos y los Muñozes con el servicio de línea tres veces al día.

La empresa Guerra tenía su punto de parada en el centro de la localidad, llamado “Omedio daldea”. La empresa Muñoz tenía en el fondo de la localidad “Osouto” su punto de parada. También existía competencia de precio en el billete entre una y otra empresa.

Con estos privilegios obtenidos después de tantos avatares sufridos, fueron muchos faraones los que pusieron negocios en Soutochao. Hubo 4 tiendas regentadas por: Benjamín Reigada (Tienda y Sastrería), Primitivo (Tienda, pensión y maderas), Pitos de Ríos (Tienda), Dámaso Álvarez (Tienda).

Xaraiva descendiente de pirotécnicos portugueses puso su primer negocio de pirotecnia en Soutochao, hasta el año 1960 en el que trasladó el negocio a Pazos de Monterrey. A fecha de hoy actualizada, 2008, ejerce su hijo Luis, siendo reconocido como uno de los mejores pirotécnicos de España.

Además de estos negocios y la explotación agraria, había personas con distintos oficios:

        • Telares: Instrumentos de tejer. Asunción Diéguez y Benita García.
        • Xastrerías: Benjamín Reigada, Dosindo Lorenzo y Gregorio Canado.
        • Barberías: Antonio Feijoo, Dosindo Lorenz y José Fernández (Regozo).
        • Zapateros: Eduardo Sousa.
        • Canteros: Divino Picos y Albino Susa.
        • Forjas: Francisco Calvo (1930), Divino Picos y Eugenio Barreira.
        • Carpinteros: Andrés Diéguez, supuestamente regentaba un taller de carpintería de madera en la margen izquierda del río O Pontón. El funcionamiento se producía por un rodillo girando por la gran virulencia de agua. Este a su vez por medio de poleas movía las máquinas en el interior. Una de serrar tableros y una de cepillado. El procedimiento de fabricación eran plantillas de madera en serie para zuecos. Además de carpintero construyó en Soutochao la primera casa de hormigón de toda la zona del concello de Vilardevós, sito en el centro de la localidad “Omedio daldea”. Posteriormente en el año 1950 emigró con parte de la familia a Montevideo (Uruguay). Los que se quedaron dieron continuidad a la tradición de la carpintería. Su hermano Santos Diéguez e hijo Antonio Diéguez. A fecha de hoy 2008, ejerce su nieto José Antonio. Francisco Fernández (Xico), además de la carpintería en construcción de casas, hacía cubas para la elaboración del vino y muebles de hogar. José Manuel (Carracedo) igualmente se dedicaba a hacer ventanas y puertas de todo tipo, en madera, así como en carpintería de construcción de casas.

En Soutochao existen seis molinos a ambas márgenes del río, que se mueven por la gran virulencia del agua. Nuestros antepasados se congregaban en los molinos con los sacos de cereales, en especial el centeno para hacer la molienda. Durante el proceso de espera, al que le toque el turno, se conjugaba el trabajo con el baile y el cortejo. De estos bailes de molino surgió la famosa Danza Muiñeira, que le dedicamos una en verso a las Muiñeiras y a nuestros antepasados por habernos transmitido las tradiciones del baile del molino y de aquellos antepasados fueron surgiendo diversas generaciones así hasta alcanzar la nueva era de estos músicos.

Todolos que cantan ben teñen posto no muiño; os que non saben cantar miran por un buraquiño.O meu home foi de troula e veu cheo de fariña; el muiñeiro no é eu non sei a quen se arribaría.

Meu home foi ó muiño a muiñeira ten a sarna; moerían de mistura cando o meu home se raña. Fun que non fun ó muiño eu non fun para moer; fun falar coa muiñeira non me quixo coñecer.

 

Molino de Eloy Papallán

Músicos: Amaro Lorenzo, instrumento musical a tocar Bombo. Francisco González (Gaita), Manuel Lorenzo (Meleiro), el tambor. Manuel Álvarez (clarinete). Santiago (Xaraiva) (Filarmónica y las castañuelas), Ivo Rodríguez (Flauta). Delmiro Fernández (Flauta). Juanito Pinta (Flauta). Joaquín González (Cachoira) (acordeón).

Por esas décadas no había discotecas, que realmente con estos músicos mencionados no eran muy necesarias porque el baile y la diversión estaba garantizado todos los domingos.